PEDALADAS BAJO TECHO por Chema Arguedas

0
572

Son miles de ciclistas de cualquier especialidad que dependen de un rodillo para poder entrenar y de hecho gracias a él salvan la temporada. En especial en épocas del año en donde las horas de luz escasean y en aquellos sitios en donde la climatología golpea con fuerza. O simplemente las obligaciones laborales obligan a entrenar bajo techo.

Un rodillo es una garantía para poder desarrollar todas las aptitudes y cualidades que cualquier especialidad vaya a requerir. Y no es impedimento para poder entrenar cualquier reto. Es más, determinados ejercicios se pueden realizar con una mayor precisión que al aire libre. No estás expuesto a rotondas, a que se te cruce un perro, un coche, o a que no puedas realizar unas series en condiciones porque se te lleva el viento. En definitiva, lo que vayas a realizar en rodillo es efectivo al cien por cien porque no hay interrupciones y vas a poder mantener una regularidad a lo largo de la sesión.

Pedaladas bajo techo

Pasó a la historia el mito de que realizar más de cuarenta y cinco minutos sobre un rodillo es perjudicial. Si acaso, “perjudicial” para la cabeza porque parece que el tiempo no pasa y se te puede hacer eterno. Pero hoy en día eso está solventado ya que con un rodillo interactivo puedes subir un puerto a dos mil metros en el mes de enero y desde casa. Además de ofrecerte en pantalla multitud de datos de gran valor para cuantificar el entrenamiento, como es la potencia, la frecuencia cardíaca y la cadencia.

Entrenar en rodillo te garantiza que todo el tiempo que inviertes es eficiencia. Como se suele decir es todo magro. No desperdicias nada. En realidad no hay una fórmula matemática que calcule la equivalencia entre una hora en rodillo y una hora al aire libre.
Pero si quisieras lo tienes muy fácil. Realiza un recorrido que se encuentre a una hora desde tu casa y vuelve. En total dos horas. A nada que tengas un par de rotondas y que debas atravesar parte de ciudad con semáforos y tráfico para salir a carretera abierta, ya pierdes mucho tiempo que tienes que descontar por partida doble. Para entrar y para salir. Por lo que dicha sesión al aire libre de dos horas puede convertirse tranquilamente en tiempo neto en 1h 15 ó 1h 20’ una vez descontados todas las interrupciones.

Simulador Bkool

Si el rodillo dispone de potencia, aunque sea estimada, ya es un lujo. Por supuesto que esa estimación sea siempre la misma. Al no existir ningún rozamiento al pedalear en estático y no generar la propia resistencia que proporciona la velocidad, para aquellos que poseen un estado de forma excelente o que tienen una adaptación cardiovascular consolidada, subir de pulsaciones es complicado. Pueden estar dando pedales con una cadencia muy elevada que la frecuencia cardíaca apenas sube y sin embargo estar desarrollando la potencia idónea para su entrenamiento. Por lo tanto, la potencia ofrece la posibilidad de entrenar más objetivamente y facilita en gran medida el entrenamiento. Puedes entrenar en casa durante la semana por potencia y el fin de semana por pulsaciones.

Lo que debes tener en cuenta para que el entrenamiento sea más efectivo:

  • Una buena ventilación en la sala: Un ventilador y si son dos mejor. Uno en cada diagonal frontal para que recibas una ventilación más repartida. Aunque sudes sin recibes ventilación no te refrigeras a nivel interno.
  • Si la sesión es demasiado duradera no debes descuidar la hidratación e inclusive si te excedes en tiempo que aporte sales minerales.

 

Chema Arguedas
http://www.planificatuspedaladas.com/

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here