Tu bici como nueva

0
148

¿Eres de los que se preocupan por mantener su bici como nueva desde el primer día? ¿Tienes dudas acerca de qué tipo de mantenimiento le conviene más a tu bicicleta?

No te pierdas esta serie de consejos que te ayudarán a mantener tu bici como nueva sin tener que dedicarle mucho tiempo. ¡Toma nota!

Los mejores consejos para mantener tu bici siempre como el primer día

El mantenimiento de la bicicleta puede dividirse en dos partes fundamentales: a largo y a corto plazo.

A su vez, el mantenimiento a corto plazo engloba acciones que deben desarrollarse antes de salir a rodar y después. Por lo tanto, distribuiremos nuestros consejos dentro de estas secciones principales para que no se te escape ninguno y puedas conservar tu bici tal y como si la acabaras de comprar pese al paso de los años.

 

Antes de salir a entrenar…

  • Comprobaremos que los frenos están a punto, chequeando la tensión de los cables y el nivel de desgaste de las zapatas.
  • ¿Llevas los cierres rápidos correctos o has olvidado cambiar el del Bkool?
  • Echa un vistazo a las ruedas para comprobar que ninguna de las dos ande torcida. Lo mejor es coger la bicicleta de frente desde el manillar y tratar de obtener una perspectiva recta y elevada de ambas.
  • ¿Lo llevas todo encima? Haz un breve repaso para chequear que no olvidas nada de lo necesario, incluyendo a poder ser, un pequeño kit de arreglo de pinchazos o mecánica rápida para bicis.

Al regresar del entreno…

  • Revisa las ruedas, es importante que no tengan nada pegado o clavado. Además, conviene echar un vistazo al estado de los radios y las llantas, principalmente si has realizado algún recorrido con baches pronunciados.
  • Las calas o los pedales son una de las zonas donde más suciedad termina incrustándose. Si la quitas ahora, evitarás que termine acumulándose en algunos huecos.
  • Realiza una buena limpieza de tu querida bici. Es muy importante que quede reluciente y bien seca para evitar el deterioro u oxidación de determinadas piezas.

 

A largo plazo (una vez al año por ejemplo)…

  • Tratar de mantener siempre el nivel de presión en nuestras ruedas recomendado por el fabricante. De este modo, evitaremos muchas averías en las ruedas, provocando un menor desgaste e incluso, ayudándonos a pedalear más fácil y cómodamente.
  • Mantén siempre tu cadena limpia y correctamente engrasada.
  • Comprueba de vez en cuando el nivel de desgaste de tu cadena con el típico indicador de desgaste. Sustituir una cadena a tiempo te ahorrará averías mucho más caras y demás quebraderos de cabeza durante tu entreno. También es muy importante mantener limpia la transmisión.

 

  • Mantén un ojo en las pastillas de freno y cámbialas cuando las veas desgastadas. Así, tus discos de freno no se verán perjudicados por el uso.
  • Si utilizas la bicicleta todas las semanas, realiza revisiones periódicas en tu taller o tienda de bicis de confianza.
  • ¡Atento a los ruidos? Cualquier ruido extraño suele ser una señal de avería. Lo mismo respecto a las vibraciones extrañas.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here