La indumentaria en invierno

0
1245

Seguramente todos los que estéis leyendo esto y montéis en bici habréis tenido alguna vez la sensación de “congelaros” encima de una bici. Las bajas temperaturas invernales, la velocidad que se lleva en bicicleta, el viento y en ocasiones la lluvia suelen ser una mala combinación.

Tenemos que tener claro que cuando hace frío de verdad es prácticamente imposible combatirlo y es inevitable no tener esa desagradable sensación pero si sabemos elegir las prendas que ponernos en función de la meteorología, sin duda nos será de gran ayuda para que nuestro entrenamiento sea más confortable y también nuestra salud, lo agradecerá. Además, si conseguimos llevar las prendas adecuadas para que la termorregulación se nuestro cuerpo sea idónea el rendimiento en nuestra actividad no se verá disminuido.

Actualmente las marcas de ropa nos ofrecen multitud de prendas, de tejidos, de formas… yo voy a hablar desde mi experiencia las combinaciones de prendas que considero que son mejores para entrenar en invierno.

PIERNAS: Normalmente con un culotte largo suele ser suficiente, los hay más finos o más gordos incluso con forro polar por dentro. Elegir el adecuado como digo suele bastar. Cuando se acerca la primavera a veces me gusta llevar culotte corto y perneras para poder quedarme de corto a mitad del entrenamiento si tengo calor.

TRONCO: Es lo más complejo por la cantidad de combinaciones de prendas que podemos ponernos. A mí me gusta llevar habitualmente tres capas:

  • Una primera capa que es una camiseta interior, normalmente fina, pegada al cuerpo y que transpire bien, que no se empape. Si hace mucho frío (menos de 5º) la llevo de manga larga y si hace más de 5º de manga corta o tirantes.
  • Una segunda capa que es un maillot de manga larga, también transpirable. Me gusta esta prenda no solo porque en caso de sudar no se empapa sino por sacar provecho a los bolsillos de atrás ya que, como veremos más adelante, suelo llevar bastantes cosas.
  • Si hay más de 13º-14º con las dos capas anteriores suele ser suficiente (o con las dos capas anteriores y un chalequito fino), pero en invierno no es lo habitual y encima de la camiseta interior y del maillot de manga larga suelo llevar una tercera capa. Esta tercera capa cuando la temperatura es entre 6º y 12º suele ser una chaqueta fina u otro maillot de manga larga, en muchas ocasiones igual que el que llevo debajo, así consigo abrigarme pero al llevar todo capas transpirables no suelo generar humedad por el sudor. Si hace más frío, 5º o menos, esta tercera capa es una chaqueta de invierno, de gore, windstopper o similar.
  • En casos extremos de frío, encima de las tres capas anteriores llevo, además, un chaleco de invierno de gore o windstopper.

Y dicho esto, hay que hacer mención a dos prendas que en invierno pueden ser de mucha ayuda pero hay que saber cómo y cuándo utilizarlas:

  • Las chaquetas tipo Gabba que han salido en los últimos años al mercado, que no llegan a ser 100% impermeables pero casi y abrigan mucho. Son una buenísima solución para los días de lluvia fina y no hacen la misma “vela” que un chubasquero convencional pero normalmente son prendas que no ceden y que si las llevamos apretadas pueden incluso dificultarnos la respiración y por supuesto al no transpirar igual que otros tejidos pueden provocar que nos deshidratemos con facilidad. En mi opinión son útiles o los días de climas muy extremos, que o usas la gabba o prácticamente si no, no se puede montar o para días de entrenamientos muy cortitos y suaves en los que no da tiempo a deshidratarse.
  • El chubasquero de toda la vida que es muy útil evidentemente los días de lluvia pero que yo llevo en el bolsillo del maillot TODOS los días del invierno incluso cuando hace sol porque es el mejor aliado para evitar ese frío helador tras una pequeña parada por un pinchazo o arriba de una subida a reagrupar. En estos días de sol, ponerte el chubasquero los 5´ justo posteriores a arrancar tras una pequeña parada y luego quitártelo antes de comenzar a sudar puede salvarnos de muchísimos ratos de frío y de más de un resfriado. Quiero recalcar la importancia de saber quitarse el chubasquero a tiempo esos días que lo usamos no para protegernos de la lluvia sino solo como primera capa de abrigo, para que haga su función como deseamos tenemos que quitárnoslo en cuanto notamos que nuestro cuerpo está entrando en calor pero antes de romper a sudar. Si rompemos a sudar, será demasiado tarde y ya nos habremos empapado que es lo que tenemos que evitar.

MANOS: Hay infinidad de guantes en el mercado, de todo tipo de tejidos, windstopper, neopreno, gore, etc… pero tenemos que tener en cuenta también que necesitamos tener cierta sensibilidad en las manos para sujetar el manillar, cambiar, frenar, etc… Por ello, yo suelo tener tres combinaciones en función de la temperatura:

  • Si hay menos de 5º llevo los guantes más abrigados que tengo, de gore por fuera y con forro por dentro, pierdo sensibilidad para manejar la bici pero más o menos no paso frío.
  • Entre 5º y 8º suelo llevar unos guantes muy finos y encima otros guantes de windstopper. A mitad del entrenamiento suelo quitarme unos u otros y los guardo en el maillot.
  • Entre 8º y 12º suelo salir de casa con unos guantes finos que me voy quitando y poniendo varias veces durante el entrenamiento.

PIES: En la bici es una de las partes del cuerpo en las que más frío se pasa al montar en bici porque la musculatura de los pies va prácticamente quieta y muy expuesta, además al ir cerca del suelo, si está húmedo o mojado acaban recogiendo siempre algo de agua. Aquí también tenemos muchas combinaciones posibles para combatirlo.

  • Con más de 8º yo no suelo llevar nada más que un calcetín relativamente abrigado y la zapatilla
  • Entre 3º y 8º suelo llevar, además, unas punteras de neopreno.
  • Con menos de 3º aunque suele ser inevitable pasar frío llevo unos botines de windstopper y, en ocasiones, dos pares de calcetines.
  • Con lluvia y el suelo mojado o bien me envuelvo la zapatilla en film transparente y encima de ello me pongo el botín o si el suelo está mojado pero no hace frío, solo para evitar que se me moje el pie llevo unos botines de latex.

CABEZA Y CUELLO: A mí personalmente no me gusta llevar más que el casco y las gafas porque todo lo demás me agobia, pero en situaciones de mucho frío una braga para el cuello y una cinta para las orejas debajo del casco puede ayudar mucho a quitarnos la sensación de frío y a proteger nuestra garganta de las bajas temperaturas.

Para terminar, y volviendo a lo que decía de la importancia de llevar bolsillos, quizá la experiencia o los años de ciclismo me han vuelto un poco maniático pero cuando gracias a alguna de esas “manías” me ahorro un mal rato de frío me siento muy bien. Así, durante el invierno en mis bolsillos del maillot no falta:

  • Kit de herramientas (lo llevo todo el año)
  • Algo de dinero, una tarjeta de crédito, el DNI y la licencia Federativa (lo llevo todo el año)
  • Chubasquero (aunque no llueva, como he dicho anteriormente)
  • Guantes de repuesto los días de lluvia para ponerme otro par seco a mitad del entrenamiento
  • Camiseta interior seca para los días que hago subidas y es posible que sude mucho, para cambiarme la primera capa a mitad del entrenamiento.

Jose Almagro Valero

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Entrenador Nacional de Ciclismo

www.josealmagrovalero.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here