Conociendo al TEAM RUBERTI

Os traemos la historia de Mattéo Ruberti, un joven triatleta francés al que nada le impide cumplir su sueño: competir en el Ironman de Kona.

0
712

Os traemos la historia de Mattéo Ruberti, un joven triatleta francés al que nada le impide cumplir su sueño: competir en el Ironman de Kona.

Fréderique Ruberti, su padre, nos cuenta la historia de superación que hay detrás de todo el esfuerzo de Mattéo y del Team Ruberti. Estamos muy agradecidos de formar parte de sus progresos y ayudarle a conseguir sus objetivos.

Actualmente Mattéo es campeón de deporte adaptado de Francia cadete en 1500m y 3000m y su objetivo para este año es renovar en 3000m, además de participar en 5000m. El gran reto de este año para Mattéo será realizar los triatlones en solitario, dejar atrás el tándem en la parte de bicicleta. Sus retos no terminan aquí, el 2020 será un gran año para él, su primer Half Ironman le espera entre otros grandes retos. Os invitamos a conocer su historia de la mano de Fréderique:

«Mattéo tiene 17 años y a la edad de 10 años le diagnosticaron autismo. Desde hace 5 años ha encontrado en el deporte un medio de expresión entre las personas no discapacitadas.

Mattéo con su padre durante un triatlón

Todo empezó cuando tenía 12 años, nos prestaron un tándem y Mattéo estaba encantado con él. Dos meses más tarde subimos al Monte Ventoux por Bedoin.

La complicidad que sentíamos los dos a través del deporte empezó en aquel mismo instante. Después Mattéo no ha dejado de progresar en todas las disciplinas en las que participa. Nos apasionamos por el triatlón y hasta ahora tomamos la salida en pareja, nadamos juntos, uno al lado del otro, hacemos la parte de ciclismo en tándem y corremos juntos. Pero desde el verano pasado, Mattéo tomó la decisión de montar él solo en bicicleta de carretera.

El tándem le ha ayudado muchísimo en sus progresos y le ha permitido adquirir confianza en él. Ha comprendido que a pesar de la discapacidad, si decide afrontar un reto, no hay nada que pueda impedírselo.

Mattéo rodando con su padre

Uno de sus próximos objetivos es intentar un Half Ironman en 2020 antes de dar el salto dentro de unos años al Ironman y conseguir su participación en el Ironman de Kona y en el Campeonato del Mundo. El simulador Bkool y su Smart PRO 2 le serán de gran utilidad para alcanzar sus objetivos.

Debido a mi trabajo no siempre puedo salir a entrenar con él en bicicleta y dado que él está estudiando en el instituto un curso de formación profesional de paisajismo, no siempre es fácil coordinar los horarios. Con su Bkool PRO 2 podrá rodar solo en casa y trabajar sus características específicas con total seguridad midiéndose con otros rivales en línea gracias al simulador BKOOL.

Bkool será también una excelente herramienta para que aprenda a gestionar correctamente sus cambios de velocidad en función del recorrido del perfil para no cansarse inútilmente con velocidades no adaptadas al recorrido. Si bien ahora ya no tiene miedo a la velocidad en la carretera o a los demás ciclistas, su último pequeño problema para mejorar sigue siendo mantener la postura al pedalear de pie y los envites. El Bkool PRO 2 le ayudará a adoptar una postura más relajada al pedalear de pie y a mejorar su postura para ser más eficiente.

Mattéo en el Campeonato de Francia de Cross adaptado en Annonay (Francia)

Para Mattéo, BKOOL es un auténtico aliado para lograr sus objetivos y progresar con total seguridad en casa, sin importar la hora del día ni el tiempo que le dedique.

Yo creo plenamente en Mattéo porque ha demostrado que es capaz de hacer grandes cosas y estoy convencido de que un día estará en la línea de salida de Kona.

Y lo hará gracias al apoyo y la ayuda de BKOOL.»

Frédéric,

Padre de Mattéo.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here