¿Qué son los electrolitos y por qué son tan importantes para el ciclista?

0
459

Una de las claves para poder mejorar nuestro rendimiento encima de la bicicleta es mantenernos siempre bien hidratados. La pérdida de sales minerales y electrolitos que sufrimos cuando sudamos al hacer deporte afecta negativamente a nuestras capacidades físicas, y por eso resulta fundamental reponer todos los nutrientes que nos vamos dejando en el camino a medida que estamos pedaleando.

Existen muchas bebidas en el mercado con el atributo “isotónico” que ayudan a reponer estas sales minerales, pero nosotros recomendamos especialmente la nueva RAW Superdrink porque es la primera bebida isotónica ecológica del mercado que cuenta con el sello BIO de la Unión Europea, toda una garantía de calidad. Esta bebida destaca por el aporte de esos electrolitos a los que ya hacíamos referencia con anterioridad, que resultan extremadamente importantes para la actividad ciclista. Pero antes de continuar, ¿sabes exactamente qué son los electrolitos? Sigue leyendo y te lo contamos.


Los electrolitos son un conjunto de sales minerales que están presentes en nuestro organismo (principalmente el sodio, el potasio, el magnesio o el calcio) y que resultan fundamentales para numerosas funciones de nuestro organismo y muy especialmente, para todas las que tienen que ver con nuestro sistema muscular. Cuando sudamos, la pérdida de sales minerales (incluidos los electrolitos) es muchísimo mayor (por eso el sudor tiene cierto sabor a sal). Si no somos capaces de reponer estas sales minerales rápidamente aparecen los problemas físicos. El cansancio (esa sensación de “vaciamiento” total) y los calambres aparecen frecuentemente cuando no estamos reponiendo las sales minerales y los electrolitos que perdemos al hacer deporte. Y si continuamos sin ser capaces de reponer estos electrolitos, las consecuencias pueden ser muchísimo más graves. ¿Por qué aparecen calambres? Porque los electrolitos tienen cierta carga eléctrica (para que nos entendamos, son como las baterías de nuestro organismo) y es esa “electricidad” la que hace que por ejemplo, nuestros músculos se contraigan y se dilaten. Por eso, cuando la batería empieza a fallar, ¡aparecen los calambres!

Una buena dieta (variada y rica en vitaminas, minerales y antioxidantes) y una hidratación adecuada, servirá para mantener nuestro nivel electrolítico en buenas condiciones. Generalmente si comemos bien y nos mantenemos bien hidratados no necesitamos nada más. Sin embargo, cuando el esfuerzo es más acentuado comprar bebidas isotónicas que nos ayuden a recuperar ese déficit en sales minerales de manera rápida, es la mejor opción para poder seguir manteniendo nuestro rendimiento.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here