Ciclismo indoor: así deberías configurar tu espacio de entrenamiento

0
448
Ciclismo indoor
Foto: BKOOL

El ciclismo indoor es una vía rápida para huir del frío invierno o salvar tu entrenamiento cuando tu tiempo libre no es todo el que quisieras. Además, es una grandísima herramienta para trabajar de manera más específica, huyendo de agentes o complicaciones externas. Así que, por si te decides a entrenar en el rodillo, nosotros te traemos una guía con todo lo necesario para sacar el mayor partido a tus sesiones bajo techo. ¡Vamos allá!

Encuentra el lugar adecuado

No todo el mundo tiene la posibilidad de convertir una habitación de casa en una pain cave de Instagram. Pero no te preocupes, no necesitas tanto. Basta con un espacio cerrado y protegido en el que tengas a mano una estantería o mesa (al ser posible al frente).

Aunque vale casi cualquier espacio que cumpla estos requisitos, lo ideal, además, es que esté alejado de la vida diaria. Es decir, no intentes plantarte en la cocina. Básicamente por probablemente no quieras estar moviendo de un lado a otro el rodillo, la alfombra y las «herramientas de trabajo». Así que busca un hueco donde puedas instalarlo casi de manera permanente.

El dormitorio quizá tampoco sea una buena opción. Salvo si duermes solo. No sabes a lo que te arriesgas si te pones a pedalear cuando tu pareja aún duerme. Nadie soporta el ruido en mitad un plácido sueño y el rodillo no es el mejor amigo del silencio.

Escoge un buen rodillo

Primero elige el tipo de rodillo que quieres: clásico, rodillo inteligente o rodillo de rulos. Luego trata de que sea bueno. Esto dependerá de tus gustos y, cómo no, de tu presupuesto. Y es el abanico de precios entre unos modelos y otros es bastante enorme.

Los rodillos clásicos son los más económicos y son una buena opción para principiantes o para aquellos deportistas que no quieran dedicar demasiado tiempo al entrenamiento indoor. Pero tienen sus desventajas, como el desgaste de la rueda o la ausencia de sensores de candencia o potencia.

Los rodillos inteligentes de transmisión directa juegan en un nivel superior. Su casete integrado nos permite enganchar la bici y ahorrar cubierta. Además, suelen ser más silenciosos y ofrecen una sensación de pedaleo más realista.

Por supuesto, la guinda del pastel es la posibilidad de interactuar con simuladores como Bkool y disfrutar de una experiencia de entrenamiento casi completa: circuitos, datos de todo tipo o hasta incluso cambios en la pendiente.

Evidentemente, estas características elevan el coste. Pero, para aquellos que quieran pasar horas entrenando en ciclismo indoor, la inversión merece la pena.

Otra opción son los conocidos como rodillos de rulos. No tienen ningún sistema de anclaje o sujeción, se trata de varios cilindros que giran cuando pedaleas. Gracias a esto brindan una sensación más natural.

Tanto que el equilibrio es súper importante aquí. De hecho, son un gran herramienta para mejorar la fuerza y el equilibrio del core. Pero adaptarte a ellos y encontrar el equilibrio es complicado al principio.

Ciclismo indoor
Foto: BKOOL

No olvides los accesorios

Una toalla, un ventilador y buena hidratación son necesarios para combatir el calor en el rodillo y la humedad que se crea en el ciclismo indoor. No pases por alto ninguno de ellos.

No olvides colocar una alfombra o tapete en el suelo para protegerlo del sudor. Muchas marcas ya venden productos de este tipo específicos para el entrenamiento en casa.

Y lo más importante: Bkool

Practicar ciclismo indoor con un simulador como Bkool es clave para hacer mucho más llevaderos tus entrenamientos. Si tienes un rodillo inteligente o sensores externos podrás hacer un seguimiento de todos tus datos y llevar un control de la intensidad.

Además, Bkool te da la posibilidad de competir en línea o configurar entrenamientos para tus sesiones. Todo esto convierte las duras sesiones de ciclismo indoor en entrenamientos mucho más dinámicos y divertidos.

Por supuesto, necesitarás una pantalla para poder seguir toda la acción: una tablet o un ordenador es lo más ideal. También te aconsejamos unos auriculares para poder sumergirte en todo lo que ocurre.

Ahora que ya conoces los básicos del ciclismo indoor, es hora de empezar a planificar tus sesiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here