IronMan, 38 años de historias increíbles

0
1306

El pasado 18 de febrero se cumplieron 38 años desde el primer IronMan

Para referirnos a la primera edición de un IronMan, tenemos que echar la vista atrás hasta el 18 de Febrero de 1978. La idea de su creación fue de John Collins, un oficial de la Marina estadounidense que junto a su mujer pensó en combinar tres disciplinas deportivas de larga distancia en una sola prueba, apta sólo para los deportistas más fuertes y atrevidos.

Aquel primer IronMan contó con quince competidores, entre los que se incluía el propio John Collins y supuso la combinación de la prueba de natación Waikiki Roughwater (3,86 kilómetros), la carrera ciclista Aroinud – Oahu Bike Race  (185,07 kilómetros) y el Marathon de Honolulu (42,195 kilómetros). De aquellos quince valientes, doce lograron terminar la prueba, cuyo vencedor final fue Gordon Haller, quien finalizó con un tiempo de 11 horas, 46 minutos y 58 segundos.

Imagen del primer IronMan

Nunca antes se había celebrado una prueba deportiva de tal magnitud. De hecho, simplemente la Aroinud – Oahu Bike Race, que suponía la parte destinada a la bicicleta, solía dividirse en dos días cuando era una competición individual. Normal que Collins propusiera utilizar el término de IronMan para distinguir al vencedor, dando a su vez nombre a una nueva disciplina deportiva.

Desde entonces son muchas las historias que han ido acompañando a las distintas ediciones de esta maravillosa prueba. Aquí os traemos algunas de las más importantes:

 

Lyn Lemaire, la primera IronWoman

Sólo un año después de aquella primera edición, la competición volvió a celebrarse, pero esta vez con una inscripción inicial de 50 participantes. Sin embargo, el mal tiempo obligó a retrasar la salida un día, reduciendo el número de corredores a sólo 15. Esta vez, el ganador de la prueba fue Tom Warren, con un tiempo de 11 horas, 15 minutos y 56 segundos.

En aquella ocasión pudo verse a una mujer completando la prueba por primera vez. Su nombre era Lyn Lemaire y llegó a la meta en sexta posición, convirtiéndose en la primera IronWoman de la historia.

Lyn Lemayre, primera mujer en completar un IronMAn

 

El IronMan de 1980, el reconocimiento internacional

Fue en su tercera edición cuando los cofundadores, el matrimonio Collins, cedieron los derechos televisivos a la WWS. Hasta aquel momento, la competición había ido creciendo en fama dentro del país, ganando en adeptos y participantes pero sin gozar de reconocimiento internacional. Pero la llegada de las cámaras y su retransmisión por televisión terminó por convertir a la prueba en una carrera de fama mundial, ganando en seguidores cada año de manera masiva.

 

Julie Moss y la imagen que pasó a la historia

Sólo habían pasado dos años desde la primera grabación televisiva de la prueba cuando las cámaras presentes en la edición de 1982 grabaron una imagen que daría la vuelta al mundo. Todavía no existían las Redes Sociales ni el Internet tal y como lo conocemos hoy en día, pero a decir verdad, no hizo falta. Faltaban pocos metros para la la línea de meta y la estudiante Julie Moss estaba liderando la carrera, cuando el agotamiento y la deshidratación le jugaron una mala pasada. Sus piernas fallaron impidiéndole continuar la marcha como hasta entonces, pero su orgullo y motivación siguieron al pie del cañón. Así, decidió continuar arrastrándose por el suelo hasta llegar a la meta.

Julie Moss. Imagen IronMan 1982

Como es normal, no ganó la carrera pero sí logró completar la prueba, dejándonos una imagen que sin duda, pasará a la historia de esta singular competición y del deporte en general.

 

John MacLean, un ejemplo de superación

Verdaderamente, el hecho de conseguir finalizar un IronMan ya supone una auténtica prueba de superación. Pero tal y como ocurriera con Julie Moss unos años antes, la edición de 1997 volvió a regalarnos una de esas historias únicas que permanecerán para siempre en la memoria colectiva de los amantes del deporte. Su protagonista se llama John MacLean y fue el primer atleta paralítico capaz de completar un IronMan. Lo consiguió dando pedales con sus manos y ayudado de su silla de ruedas, pasando así a la historia como la primera persona con este tipo de discapacidad en lograrlo. Sin duda, un auténtico ejemplo para el mundo del deporte.

John MacLean, primera persona paralítica en completar un IronMan

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí