«Correré la Quebrantahuesos en el quinto aniversario del día que volví a nacer»

0
504

Este año la Quebrantahuesos tendrá lugar el 18 de junio, contando en su salida con cientos de ciclistas procedentes de todo el mundo. Entre ellos, estará Nico del Corral, un copiloto de rallies para el que esa fecha tiene un sabor especial, pero será mejor que sea él mismo quien os cuente el por qué…

«Soy Nicolás del Corral excopiloto de rallyes, el próximo 18 de junio hará cinco años que mi vida quedó marcada»

"Correré la Quebrantahuesos en el quinto aniversario del día que volví a nacer"

El año 2011 corría la Copa monomarca Suzuki Swift dentro del Campeonato de España de Rallyes de asfalto. Estaba corriendo el Rallye de Ourense puntuable para la Copa,  de la cual íbamos líderes tras haber ganado en el Rallye Rías Baixas (Vigo).

Hicimos un muy buen primer tramo cronometrado, pero en el enlace del primer tramo al segundo tuvimos un accidente grave. Un coche de calle se saltaba un stop y colisionaba de frente contra nosotros. Fueron momentos de incertidumbre y confusión.

«El resultado fue fractura abierta de codo para mi piloto y yo fui peor parado, rompiéndome seis vértebras dorsales sin lesión medular pero por los pelos, una de las vértebras estaba destrozada. Aquel día experimenté un dolor completamente nuevo que jamás había conocido.»

En el hospital de Ourense me trataron muy bien pero allí no se atrevían ni a tocarme. Finalmente me trasladaron a Barcelona y me intervinieron quirúrgicamente, uniendo las vértebras con material de osteosíntesis y reconstruyendo la vértebra más dañada con hueso de mi cadera. Entre pitos y flautas pasé unos 25 días en cama, por lo tanto cuando me levantaron, mis piernas no aguantaban mi peso, ya que perdieron mucha masa muscular.

2

Cuando pasas tantos días en un hospital te das cuenta de valorar los pequeños detalles, de hecho cuando salí del mismo, llovía y dejé que me tocaran las gotas de agua en mi piel, que sensación más bonita tuve, sentirte vivo, sentirte parte del mundo… A partir de entonces empieza el proceso de recuperación.

«Llegué a 300 sesiones de rehabilitación y fisio, y visitas periódicas al traumatólogo que me operó (a día de hoy sigo visitándole).»

A los seis meses el Doctor me recomendó hacer bici estática, y le pregunté si podía ser rodillo, me dijo que mucho mejor. Empecé con el rodillo  cada día 30′ y combinando con las sesiones de rehabilitación, cada quince días iba subiendo el tiempo y pedaleando cada día excepto uno que lo dejaba de descanso, empecé a combinar todo esto con la natación, me iba fenomenal. En una visita al traumatólogo ya me recomendó salir con la bici de montaña por pistas llanas e ir rodando suave, me aferré a la bici, era mi aliada. Mi forma física fue cambiando y me sentía fuerte.

1 (2)

Al cabo de un año el dolor en mi espalda persistía, era insoportable. El Doctor decidió volver a intervenirme y sustituir el material de osteosíntesis por hueso artificial, ya que el material hizo reacción con mis huesos y fue rechazado. En esta segunda intervención yo llegaba fuerte y atlético, al segundo día ya me levantaba de la cama. En la siguiente visita el Doctor me recomendó hacer bici de carretera, y así fue, alternaba 3 días carretera y 3 días btt, y si no salía por lo que fuera, hacía rodillo.

4

Pasaron unos meses y conocí a mi expareja y es aquí donde tuve mi primer contacto con BKool.

«¡¡¡No me lo podía creer!!! Las horas tan aburridas que había pasado con mi antiguo rodillo, con Bkool era genial, siempre quería más y según el día prefería hacer una sesión de Bkool a salir de ruta.»

Pasó un año más y otra vez la mala fortuna se cruzó en mi camino, y es que se me hizo una trombosis en la yugular, subclavia, humeral y axilar. Nunca se supo porqué.

«Me prohibieron cualquier esfuerzo y el deporte, estuve seis meses con heparina para estar descoagulado.»

Y al cabo de un largo año me dejaron hacer deporte de nuevo, pero claro, en un año había cogido peso y sobretodo desmotivación. Mi expareja me ayudó mucho en aquel momento y Bkool también.

Nico

A día de hoy salgo cada día a pedalear ya que preparo la Quebrantahuesos, que este año coincide en 18 de junio y será el quinto aniversario de mi accidente. Por supuesto, Bkool estará presente en mi preparación para poder afrontar una prueba tan dura como la Quebrantahuesos.

Bkool es una herramienta básica en un proceso de convalecencia y recuperación, al no tener impactos y estar resguardado del frío y poder planificar las sesiones de entreno, ¡100% recomendable!»

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here