BKOOLers aventureros

0
1040

L@s BKOOLers no son solo gente de indoor, sino que aprovechan la mínima ocasión para salir al exterior y recorrer kilómetros, como la aventura que nos relata nuestra amiga Frances Galache, con la cual ya compartimos la Sierra Nevada Limite, vistiendo los colores de BKOOL 


Os dejo con su interesante relato.


Pedales de Lava: Etapa 1

de FGalache

Ya que el año pasado no pudo ser, estas vacaciones no podía dejar pasar la oportunidad, no sólo porque necesitaba urgentemente retomar la confianza con la BTT para afrontar el reto al que al final me apunté en un momento de poca cordura y sobre el que poco a poco iré contando (Mongolia Bike Challenge) sino porque me apetecía volver a esta isla 19 años después de mi anterior visita y disfrutar de nuevo de su encantadora magia, aunque esta vez sería algo distinto, pues nos proponíamos hacer la Pedales de Lava o, lo que es lo mismo, dar la vuelta a Lanzarote con una pequeña «escala» en La Graciosa.

La idea era hacerla en seis etapas para poder tomárnoslo como merecen unas buenas vacaciones, con toda la calma del mundo y mucha motivación. Después de mucho pensarlo decidimos llevarnos nuestras bicis y volar con Ryanair y ahí comenzaba la aventura… Ayer llegamos con más de dos horas de antelación a Barajas para evitar cualquier problema con las bicis y la maleta que facturábamos, aterrizamos bien en Arrecife y enseguida recogíamos la maleta antes de dirigirnos corriendo a la cinta por la que saldrían nuestras bicis.
Resultaba realmente emocionante ver la cantidad de maletas enormes para bicis que se movían por el aeropuerto, sobre todo cuando al cabo de unos 15-20 minutos la sala que habíamos ocupado l@s pasajer@s de tres o cuatro vuelos quedaba vacía y nuestros maletones seguían sin aparecer. Nuestras caras debían ser un poema, aunque logramos tomárnoslo con relativo humor cuando nos comunicaron que no sabían dónde estaban nuestras bicis y que podrían tardar 1-2 días en llegar, y con ellas nuestros cascos, zapatillas y camelbacks.
Fue entonces cuando pensé que quizás habría sido mejor haber elegido la opción de alquilar las bicis desde un principio y no haber viajado con las nuestras, pero ya era tarde… o no, porque esta isla es mágica y nuestro viaje estaba en manos de Pedales de Lava y con ellos (Chema y Maxi) vendrían las soluciones: 2 bicis alquiladas, cascos y herramientas, todo lo que necesitábamos, además de unas zapatillas que me sirvieron de excusa perfecta para jubilar las mías tan pronto como las recupere, que ya lo merecen con creces.
Ahora sí, podíamos comenzar la aventura….  Sigue en Lilith y el Ánfora de Pandora.
Y no dejes de leer las otras 5 entregas:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí