¿Qué músculos se ejercitan en el ciclismo indoor?

0
975
músculos

Realizar ciclismo indoor es un buen ejercicio cardiovascular que sin duda está al alcance de todos, desde profesionales hasta principiantes. Con esta practica se ejercitan tanto los músculos del tren inferior como el superior, además del más importante: el corazón.

Ejercitar estos músculos es muy fácil y más con BKOOL, ya que, además de las numerosas y variadas rutas, cuenta con la modalidad Fitness en la que ofrece clases personalizadas. Los diferentes ajustes que con el simulador se pueden configurar permiten al usuario establecer entrenamientos más o menos exigentes, según sus preferencias.

Los beneficios de practicar ciclismo indoor son muchos y entre ellos se encuentra la tonificación y desarrollo muscular -sobre todo en piernas, abdomen y glúteos-, y, como consecuencia, la obtención de una figura atlética y saludable.

Entonces, además de las piernas, abdomen y glúteos que hemos mencionado, ¿qué más músculos se ven implicados en esta práctica? Ahora vamos a verlo.

Ciclismo indoor, ¿Qué músculos se ejercitan?

Con la práctica del ciclismo indoor son muchos los músculos que se ejercitan: piernas, muslos, glúteos (tren inferior) y abdominales y espalda (tren superior).

Músculos del tren inferior

  • Tríceps sural: denominado comúnmente pantorrilla, es un conjunto de músculos que se encuentran situados en la parte posterior de la pierna, en la zona que se extiende desde la rodilla hasta el tobillo.

Este conjunto comprende los músculos gastrocnemios (gemelo y sóleo), siendo el tendón calcáneo o tendón de Aquiles el que funciona como base del músculo. El tríceps sural trabaja principalmente en la fase final del impulso del pedaleo, una vez que ha actuado el cuádriceps.

  • Cuádriceps e isquiotibiales. Ambos músculos se encuentran, respectivamente, en la parte frontal y trasera de los muslos, siendo los que trabajan de forma constante durante el pedaleo.

Los isquiotibiales son los músculos encargados de contraer la pierna durante el pedaleo, mientras que los cuádriceps son los responsables de enderezar la pierna y empujar hace el suelo el pedal.

  • Músculos de la región glútea. Refiriéndonos por ello al glúteo mayor, medio y medio, los cuales se trabajan de forma más intensa levantándose del sillín, que sentado. No obstante, en ambas posturas se ejercitan correctamente.

Músculos del tren superior

  • Bíceps y tríceps. Estos músculos se encuentran en la parte frontal y trasera de los brazos y se ejercitan por el apoyo que se realiza en el manillar.

La manera de trabajarlos intensamente es agarrando fuerte el manillar. Esto sucede cuando se hacen sprints o cuando se pedalea levantado.

Al igual que sucede con los glúteos, con el pedaleo de pie se ejerce más presión tanto sobre los músculos del brazo (bíceps y tríceps) como sobre los músculos de la espalda baja.

  • Músculos de la espalda. Por ello entendemos al cuadrado lumbar y a las iliopsoas, que ayudan a mantener la postura y apoyar la columna vertebral.
  • Músculos abdominales. Es decir, oblicuo menor y grande, transversal y músculorecto mayor. Todos ellos aseguran la postura correcta y el equilibrio de la pelvis y la columna vertebral en la bicicleta.

El músculo más importante: el corazón

La ejercitación de este músculo no tiene resultados visibles físicamente, como sucede con el resto de los músculos, sin embargo, esta actividad aeróbica con beneficios para la salud cardiovascular consigue que el corazón mejore su capacidad de latir en una frecuencia cardiaca más baja.

Esto influye notablemente en la reducción de la presión arterial y, por tanto, en la disminución de riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Los beneficios conseguidos parten de la regulación que lleva a cabo el corazón durante la realización del ejercicio, ya que nuestro organismo produce una alta demanda de oxígeno que este músculo satisface bombeando más sangre y latiendo más rápido.

Como has podido comprobar, los músculos que se ejercitan con el ciclismo indoor se encuentran tanto en el tren inferior como el superior, sin olvidarnos del corazón. No cabe duda de que subirse al rodillo y ponerse a pedalear mejorará tu estado físico, ¿a qué esperas? ¡Vamos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here