¿Cada cuánto hay que modificar la intensidad de nuestro entrenamiento?

0
1194
intensidad

Uno de los grandes problemas que puede sufrir un deportista a la hora de entrenar a diario es estancarse en una continua rutina que puede hacer, incluso, que el entrenamiento se convierta en una actividad aburrida y poco motivadora. Por eso, es necesario modificar tanto los ejercicios como la intensidad.

¿Cómo evitar el estancamiento?

Para evitar este problema, conviene variar y alternar las rutinas y la intensidad cada cierto tiempo de manera que los entrenamientos sean mucho más diversos y dinámicos. Lo recomendable es realizar este cambio cada tres o cuatro semanas.

Bien es cierto que existen una serie de ejercicios y rutinas que los deportistas deben realizar siempre que entrenen. Se trata de ejercicios ligados a cualquier tipo de entrenamiento. Sin embargo, existen otros que se pueden variar y, de esta forma, evitar el estancamiento.

El objetivo principal de cambiar las rutinas y la intensidad es que el cuerpo se entrene y se adapte a los diferentes ejercicios y actividades para, de esta manera, estar mucho más preparado físicamente en cada actividad. Ahora bien, dependiendo también del grado de experiencia de cada deportista, las actividades deben variar con mayor o menor frecuencia.

Por ello, BKOOL cuenta con workouts y clases personalizadas que ayudan a modificar la rutina y diseñar un entrenamiento ajustado a las necesidades de cada usuario. En estos ejercicios cada deportista configura la intensidad que desea.

¿Cuándo tengo que cambiar de rutina e intensidad?

Todo depende, sobre todo, del grado de experiencia. Los deportistas principiantes son sin duda los que más tiempo pueden mantener una misma rutina durante varios meses. Esto se debe a que cualquier deportista que esté empezando a entrenar tiene un enorme recorrido para progresar en todos los aspectos y, por lo tanto, hasta adaptarse a una determinada rutina de entrenamiento debe de transcurrir un largo período.

Por ello, es recomendable que los deportistas principiantes mantengan una misma rutina durante varios meses y, según las mejoras que vayan experimentando, comiencen a plantear variaciones en sus entrenamientos.

Sin embargo, aquellos deportistas que llevan ya un tiempo entrenando y compitiendo y están habituados a entrenar a diario pueden permitirse variar sus actividades de entrenamiento con una mayor frecuencia.

Un deportista conexperiencia domina diferentes tipos de entrenamiento y debe plantearse nuevos retos y variedades en sus actividades que hagan que no se estanque y, sobre todo, que continúe mejorando y progresando.

Lo que se debe tener en cuenta es que el hecho de incluir variedades no significa que se realicen entrenamientos y rutinas completamente nuevas. El objetivo no es incluir nuevos ejercicios a lo loco, sino habituar a nuestro cuerpo a adaptarnos a diferentes actividades que requieren tiempo y trabajo y a las que también hay que acostumbrarse. Si variamos constantemente de ejercicio al final, no progresaremos y no nos acostumbraremos a nuevas rutinas.

intensidad

Factores que pueden ser determinantes

Como estamos comprobando, es complicado dar una repuesta concreta a esta pregunta. Cada deportista es un mundo y existen muchos factores a tener en cuenta como el grado de experiencia en gimnasios, la edad, el sexo, estado de salud, etc.

Estas variables individuales pueden determinar, no solo el tipo de entrenamiento que puedas realizar, sino también la frecuencia con la que puedas incluir variables. Es decir, en función del grado de adaptación que pueda tener tu cuerpo deberás utilizar una frecuencia u otra.

Es por ello por lo que, si bien existe un periodo de tiempo para variar en las rutinas de entrenamiento tanto para principiantes como para experimentados, la respuesta a esta pregunta depende en muchas ocasiones de cada deportista a nivel individual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here