Volver a entrenar a la vuelta de las vacaciones

0
1224
volver a entrenar
Foto: BKOOL

Las vacaciones son un momento perfecto para descansar, relajarse y desconectar de la rutina diaria. Esto a veces se traduce en dejar a un lado el deporte. Por ello, volver a entrenar tras este parón en ocasiones no resulta nada sencillo.  

Retomar la rutina deportiva, recuperar la forma física y coger de nuevo el hábito de entrenar puede complicarse. Sin embargo, en BKOOL cuentas con clases y entrenamientos adaptados a tu nivel que te ayudarán a regresar a la actividad física de forma progresiva sin que resulte una tortura.

Consejos para volver a entrenar a la vuelta de las vacaciones

Para volver a entrenar es importante empezar por rutinas de adaptación en las que los ejercicios deben tener una intensidad menor a la que estás acostumbrado. No obstante, este no es la única recomendación. Aquí te dejamos más consejos para tu regreso al rodillo:

Sesiones de estiramientos y calentamientos

Es importante no forzar a tus músculos ni exigirles demasiado tras un tiempo de parón, ya que puedes correr el riesgo de lesionarte. Los entrenamientos deben transcurrir poco a poco para que tu cuerpo se vaya habituando de nuevo.

Para ello, puedes realizar sesiones de calentamiento y estiramiento intensas y largas. De esta forma preparas correctamente a los músculos para el ejercicio que vendrá después.  

Es una forma lenta, pero efectiva de hacer que tu cuerpo y tus músculos entren en calor y estén listos los posteriores entrenamientos.

No realices tu entrenamiento habitual el primer día

Has estirado y calentado y es el momento de empezar a entrenar. No cometas el error de querer volver a donde lo habías dejado antes de las vacaciones.

Si llevas un tiempo de parón es conveniente que hagas entrenamientos suaves y progresivos, por lo que no pretendas hacer tus rutinas habituales nada más volver al rodillo. Escoge rutas sencillas con las que entrenes sin miedo a tener agujas.

Reduce la cadencia y la duración de la sesión. Una velocidad más moderada y en menor tiempo te evitará las agujetas propias del regreso al ejercicio. Así que, sea cual sea tu entrenamiento habitual intenta que los primeros días sea mucho más suave y relajado que a lo que estás acostumbrado.

Plantéate objetivos realistas

Tienes que ser consciente de que si llevas varios días o incluso semanas sin entrenar no vas a mantener la misma forma física. No puedes llegar el primer día y rodar durante dos horas con la misma potencia que antes del parón.

Por tanto, procura proponerte los primeros días objetivos que puedas cumplir. Establece retos exigentes y motivadores, pero que puedas alcanzar y que te ayuden a progresar. De esta manera estarás más animado y avanzarás más rápido hasta recuperar, incluso mejorar, la forma física que tenías.

volver a entrenar
Foto: BKOOL

No sobreentrenes

Las ganas de recuperar el tiempo perdido pueden jugarte una mala pasada. Entrenar un tiempo excesivo y no respetar los periodos de descanso es un error muy común que en ocasiones puedederivar en lesiones o dolores musculares.  

Ten paciencia. Trata de entrenar con moderación: descansando y recuperándote al 100%. Este consejo debes tenerlo en cuenta siempre. Un buen descanso y una correcta recuperación es esencial para lograr el máximo rendimiento deportivo.

Cuida tu dieta y procura que sea equilibrada

Durante las vacaciones es normal descuidar la dieta y, en consecuencia, subir algo de peso. Pero que esto no te desanime, regresa al rodillo y combina la práctica deportiva con una buena alimentación.

Una dieta equilibrada incluye pescado, verduras, carne, legumbres y bebidas como el agua, batidos de frutas o bebidas isotónicas. De esta forma te será más fácil coger la forma física ya que rendirás a un mejor nivel.

La aportación de los nutrientes necesarios y la activación del cuerpo es suficiente para que pronto recuperes tu condición física. Disfruta del rodillo y de las rutas a través de todo el mundo mientras mejoras tu rendimiento.

Conclusiones

Regresar de las vacaciones implica retomar el ejercicio de forma progresiva y calmada sin exigirte más de lo debido. Hay que tener paciencia y no tratar de recuperar la rutina en dos días, pues solo conllevará lesiones o dolores musculares.

La combinación práctica deportiva y dieta saludable es la clave para mantener el rendimiento físico anterior a la etapa de vacaciones. No te desanimes por haber perdido resistencia, ¡súbete al rodillo y dale caña a esas piernas!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here