7 rutas exigentes para hacer en BKOOL sin salir de España

0
1594

Una de las grandes virtudes con las que cuenta España es el prácticamente inacabable catálogo de ascensiones ciclistas de las que podemos disfrutar. Las hemos visto a lo largo del calendario ciclista internacional, en pruebas de primer nivel, pero también las hemos visto a través de blogs de relevancia que se dedican a analizar nuestra orografía y tratar de descubrir dónde está «el nuevo L’Angliru».

Unos y otros nos permiten pelearnos contra el asfalto y los desniveles imposibles, testar nuestros desarrollos y sentir cómo nos quedamos sin cadencia a través de sus rampas. El inconveniente: viajar. Y ya no simplemente por las posibles restricciones, sino también por la gestión logística que supone escaparte un fin de semana para ascender puertos.

Afortunadamente estamos tus amigos de BKOOL, que con nuestras rutas en vídeo y el 3D podemos hacerte sentir las mismas sensaciones sin salir de casa. Por eso, hoy te queremos presentar una serie de puertos con vista de vídeo y 3D que, por su dureza, creemos que merece la pena que algún día te enfrentes a ellos.

Ascensión al Teide

Tanto Tenerife como Las Palmas de Gran Canaria pasan por ser dos islas con una orografía muy sencilla: solo se puede subir y bajar. De ahí que grandes equipos del panorama ciclista internacional las escojan de manera recurrente para llevar a cabo sus stages.

De todas las ascensiones que podríamos haber escogido, nos quedamos con el Teide. El pico más alto de España ofrece rutas cortas y rutas largas (si algún día quieres una ascensión de cuatro horas la tienes), pero nosotros nos hemos quedado con una con salida en el pueblo de Vilaflor que te llevará aproximadamente una hora completar: once kilómetros a lo largo de los cuales acumularás más de 700 metros de desnivel positivo.

Todo un reto, ¿verdad?

Alto de Hazallana

Para la segunda ascensión nos vamos a Granada. ¿Qué vamos a descubrir de la provincia andaluza que no esté dicho ya? A los pies de Sierra Nevada toda esta zona nos ofrece una gran variedad de rutas ciclistas. Aunque sí cuenta con rampas de desniveles importantes, la tónica más habitual es la de encontrarte puertos largos que vayan minando poco a poco tu resistencia.

Fijaos sin ir más lejos a la ascensión al mítico Veleta. Como en el caso del Teide, si quieres, puedes enfrentarte a cuarenta kilómetros con 1.700 de desnivel.

De cara a subirnos al rodillo vamos a ser un poco menos exigentes y buscar otra ascensión que en solo una hora mida nuestra capacidad de esfuerzo, el Alto de Hazallana. Con salida en Güejar Sierra, nos lleva a lo largo de poco más de ocho kilómetros y medio a ascender un total de 583 metros.

El Boyar

No salimos de Andalucía para nuestra tercera propuesta, El Boyar, en plena Sierra de Grazalema.

En esta ruta, ubicada en un auténtico paraíso natural en los alrededores de Ubrique, nos encontramos con una ascensión dura, larga y con rampas que en algún momento superan el ocho por ciento durante tramos por encima del kilómetro de distancia. Aunque cuenta con un pequeño descanso entorno al kilómetro cuatro y medio, la tónica general es la de estar subiendo desde que salimos del pueblo de El Bosque, hasta que alcanzamos el Puerto del Boyar, al noreste de la provincia de Cádiz.

En total, quince kilómetros de ruta con una media del 5’85% que nos llevan a acumular un total de 811 metros positivos.

Alto de L’Angliru

Sí, posiblemente el puerto más duro de España, no apto para todos los públicos, pero nos resistíamos a no ponerlo. ¿Cómo no enfrentarse en algún momento de nuestra vida a una ascensión tan mítica como la del puerto asturiano? Nos parecía imperdonable por nuesta parte.

Si quieres enfrentarte a él, ármate de paciencia, de valor, y de un 34 atrás, porque lo vas a necesitar: pocos momentos de relajación vas a tener desde que tomes la salida en La Marina.

Exceptuando el primer kilómetro, nada más comenzar, y el quinto, que es todo un oásis en el desierto al 2’6%, el resto son rampas que sacarán lo mejor (y lo peor) de ti: la zona de les Cabanes con un kilómetro al 15% (y algún momento al 20%) y la famosísima de Cueña Les Cabres, con un kilómetro al 17’4% y una rampa máxima al 22%.

¿Tiempo para completarlo? No nos atrevemos a decírtelo, pero nuestra recomendación es que no hagas planes el día que decidas enfrentarte a él. Son solo 13’3 kilómetros, sí, pero con una ascensión total de 1.700 metros… Casi nada…

La Cubilla

No nos vamos muy lejos para la quinta de las ascensiones, que también ha tenido su peso específico en carreras profesionales: el Alto de La Cubilla.

Aunque en su ascensión completa con salida en Campomanes son más de 28 kilómetros de ascensión tendida, nosotros optamos por una subida más corta -y de tramos más exigentes- con salida en La Cortina, muy cerca de la carretera que va de León a Oviedo. En total, poco más de 18 kilómetros de ascensión con 1.100 metros de desnivel positivo.

Desde nuestro punto de vista, una ruta ideal para esa jornada en la que te apetezca enfrentarte a dos horas de simulador.

Port de Vidré

Cambiamos completamente de registro y nos vamos a tierras levantinas, a Castellón, a enfrentarnos a otro puerto exigente, aunque más accesible para rodajes cortos e intensos.

Saliendo desde Atzeneta del Maestrat con dirección hacia Teruel, contamos con unos primeros kilómetros suaves, para acondicionar las piernas, antes de enfrentarnos a casi once kilómetros que no bajan del 5% de desnivel.

Arriba del todo, en Colla de Vidré, habremos acumulado 650 metros de desnivel positivo en una ascensión al 4’95% de media.

Lagos de Covadonga

Para el final hemos dejado un postre con toda una mítica propia, la ascensión a los Lagos de Covadonga desde Cangas de Onís. ¿Cuántas veces te has sentado delante del sofá a ver a los profesionales pelearse con la humedad y el frío tratando de llegar arriba de puerto?

Ahora puedes ser tú el protagonista, tomando el mando a través de tu manillar y la pantalla de BKOOL. No será sencillo, sin duda: más de 22 kilómetros (nueve de ellos muy tendidos, también es cierto), para una ascensión total de 1.100 metros.

¿El premio a lo largo del camino? Unas vistas espectaculares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here