Consistencia en el entrenamiento: el secreto para una mejor forma física

0
412
Giro d'Italia Virtual
Foto: BKOOL

Siempre se ha dicho que la práctica es el mejor maestro. Para alcanzar nuestros objetivos es necesario ser disciplinados. La motivación se agota, la disciplina no. A la hora de mejorar en el deporte no hay fórmula mágica, se requiere de tiempo y paciencia: consistencia en el entrenamiento es la clave para mejorar.

Para ver como el esfuerzo da sus frutos es necesario tener un plan y ejecutarlo de manera consistente. Aquí van algunos trucos para hacer más llevaderas las sesiones y no caer en la monotonía y el aburrimiento:

Ponte objetivos

Tener un objetivo es pieza clave para avanzar y alcanzar una consistencia en el entrenamiento. Sin un objetivo fijo es posible que te preguntes ¿por qué entreno? No hace falta que tu objetivo sea ganar el Tour de Francia, pon objetivos que vayan acorde a tu nivel y a donde quieres llegar. 

Es útil ponerse objetivos a largo plazo, pero también lo es hacerlo a corto y medio plazo. Estos objetivos que están más cerca te ayudarán a mantener el foco -ya que parecerán más una lista de tareas por tachar- para llegar a tu gran objetivo.

Programa de forma adecuada

Al igual que a la hora de fijar objetivos, hay que planificar de forma que no sea excesivamente exigente. Al principio, cuando empiezas, es fácil sentirse motivado y creer que puedes con todo. Pero no todos los días vas a sentir esa motivación, y menos cuando lleves bastante tiempo entrenando.

Aunque tengas viajes o algún tipo de semana en la que no vas a poder realizar tus entrenos con regularidad hay que intentar mantenerse activo para que a la vuelta no cueste retomar el nivel.

Recurre a entrenadores

Los entrenadores ayudarán en tu preparación haciendo que la evolución sea más rápida y segura. Son una herramienta fundamental cuando quieres tomártelo en serio. 

Además, cuando entrenamos por nuestra cuenta y, por lo que sea, fallamos un entreno, nos fallamos a nosotros mismos. Si cuentas con un preparador que te lleva sentirás un nivel mayor de involucración, esto hará que al saltarte los entrenos tengas la sensación de que estás fallando, también, a tú entrenador. 

Se consciente de que no es lineal

El progreso no es algo lineal, intervienen muchos factores que pueden hacer que tu evolución sea de una forma u otra. Ser consciente de esto te prepara mentalmente para afrontar las adversidades de tu evolución. Sufrir una lesión o sentir que no mejoras puede hacer que tires todo por la borda si no lo tienes en cuenta, pero la consistencia en el entrenamiento no debe ser sólo física, sino también mental.

Diviértete

Entrenar puede convertirse en una tarea dura y monótona cuando llevamos mucho tiempo. Es necesario salir de lo que estamos acostumbrados, darle otra perspectiva y divertirnos mientras entrenamos. Un simulador de ciclismo como Bkool puede ser una gran herramienta para ello.

No digo que todos los días el entrenamiento sea pura diversión. Pero es necesario que cierto día tengas un entrenamiento más ameno o que se haga en forma de juego hará que tu cabeza descanse y salga del círculo de disciplina y hacer todo perfecto.

Ser disciplinado y consistente te hará llegar a tus objetivos. Estos trucos o consejos te ayudarán a no perder el foco y que se hagan más llevaderos los entrenos. Ahora que ya sabes que hacer, ponte las calas y ¡a darle al rodillo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí