Del ciclismo al triatlón: ¿cambia mi entrenamiento sobre el rodillo?

0
281

El entrenamiento de ciclismo en triatlón es una cuestión compleja. El ciclismo en sí mismo ya es un deporte, sin embargo, cuando nos referimos al segmento ciclista de un triatlón, a pesar de que la disciplina guarda similitudes evidentes, la rutina de entrenamiento es muy diferente. ¿En qué cambia el entrenamiento sobre el rodillo cuando se pasa del ciclismo al triatlón?

Entrenamiento ciclista Vs. Entrenamiento ciclista para triatlón

Lo primero de todo, para saber cómo vamos a enfocar nuestro entrenamiento sobre el rodillo y cuánto tiempo le vamos a dedicar, es tener claro a qué distancia de triatlón nos vamos a enfrentar. No es lo mismo prepararse para los 180 kilómetros de un full que entrenar para un triatlón sprint donde recorremos 20 kilómetros sobre las dos ruedas.

Aunque establecer el volumen necesario de entrenamiento dependerá también de nuestras cualidades, experiencia y condición física, a groso modo podemos establecer las siguientes pautas de entrenamiento ciclista para triatlón:

  • Distancia sprint o menos: 1-2 horas/semana
  • Distancia olímpica: 2-3 horas/semana
  • Media distancia: 3-5 horas/semana
  • Larga distancia: 6-8 horas/semana

Evidentemente no necesita la misma dedicación alguien que llega al triatlón desde el mundo del ciclismo que un deportista que llega desde cero, pero estos volúmenes nos pueden servir como guía.

Entrenamiento de ciclismo en triatlón: claves para diseñar el plan

Cada atleta tiene unas características, fortalezas y puntos de mejorar determinados. Por eso, es necesario analizar cuáles son para comenzar a trabajar sobre ellos.

Clave 1: Desarrollo técnico

Cuando hablamos de ciclismo, no se trata sólo de dar pedales durante un número de kilómetros determinado. Hay un gran abanico de apartados técnicos a tener en cuenta:

  • Postura
  • Cadencia y desarrollo
  • Escalada
  • Descensos
  • Técnica grupal en pelotón
  • Pedaleada
  • Uso de calas
  • Utilización de las marchas

Muchas de estas habilidades se trabajan mejor con el entrenamiento outdoor, pero, por suerte, hay algunas que podemos trabajar sobre el rodillo: los entrenamientos de «juego de cadencias» en los que realizamos intervalos a una cadencia determinada y podemos concentrarnos en la técnica de pedaleo, el uso de las marchas o las calas y el trabajo de la postura son aspectos que se pueden mejorar sobre el rodillo.

¿Por qué? Porque no tendremos tráfico, semáforos o cambios en el terreno que nos interrumpan durante nuestro entrenamiento.

Y todo esto sin olvidar otros puntos importantes. El diseño de los propios workouts que incluye BKOOL permite simular las escaladas, los descensos e, incluso, la técnica grupal en pelotón al contar con drafting. Puede que no sea lo mismo que enfrentarse a un puerto o una grupetta real, pero, sin duda, es la forma ideal de ir haciéndose a ellos.

Clave 2: Dosificación de esfuerzo

Como sabemos, el triatlón es un deporte de resistencia, por ello, uno de los objetivos del entrenamiento es conseguir retrasar la aparición de la fatiga. Es fácil centrarse en volúmenes e intensidades a la hora de planificar el entrenamiento de ciclismo en triatlón, pero no hay que olvidarse de la dosificación de esfuerzo.

Saber dosificar el esfuerzo en cualquiera de los segmentos es importante para terminar la competición y esto requiere autocontrol, concentración y conocimiento personal. En ciclismo una sesión larga y un par de sesiones de intervalos más cortas (1 – 1:30h) a la semana son las recomendadas para conseguir una mayor experiencia corporal y control personal.

Clave 3: Táctica y estrategia

A pesar de que el triatlón es un deporte individual que no tiende a relacionarse con los términos táctica y estrategia, la realidad es que una decisión inteligente basada en estas características puede ser fundamental en una competición.

Conseguir definirse como un atleta inteligente en el entrenamiento de ciclismo en triatlón es importante y, sin duda, este aspecto también se puede entrenar sobre el rodillo. El desarrollo de las habilidades antes mencionadas es esencial para poder resolver los problemas que surjan en cada competición. Es decir, cuanto más entrenamiento y experiencia, mayor capacidad de desenvolverse en las pruebas.   

Conclusión

El volumen de entrenamiento en horas por semana dependerá de cada persona (objetivo, experiencia previa, tiempo disponible, tipo de prueba, etc.) De la misma manera, el diseño del entrenamiento está influido por el nivel estructural en el que se encuentre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here