Potencia aeróbica máxima: qué es y por qué es importante en el ciclismo

0
1325
Ciclismo indoor
Foto: BKOOL

El mundo del ciclismo está lleno de palabras y términos que, a veces, desconocemos y nos producen desconcierto. Esto ocurre, sobre todo, cuando empezamos a interesarnos por mejorar nuestro rendimiento y comienzan a aparecer conceptos que no habíamos escuchado antes. Uno de ellos puede ser la potencia aeróbica máxima o PAM.

Si has llegado hasta aquí, seguramente es porque ya has oído hablar sobre la PAM pero no te queda del todo claro qué es y qué relación tiene con este deporte y el rendimiento. Si es tu caso, no te preocupes, porque vamos a tratar de explicarte de manera sencilla y rápida lo que necesitas saber para empezar a familiarizarte con la Potencia Aeróbica Máxima.

¿Qué es la potencia aeróbica máxima?

Tal y como explica el estudio Factors determining maximal aerobic power, «la potencia aeróbica máxima es el pico de consumo máximo de oxígeno que un individuo puede obtener durante el ejercicio dinámico utilizando grandes grupos de músculos durante unos minutos realizados en condiciones normales al nivel del mar«

¿Y qué es el consumo máximo de oxígeno o VO2Max? La cantidad máxima de oxígeno que un individuo puede procesar por unidad de tiempo y peso. Básicamente, es la «cilindrada» de nuestro «motor» y define en gran medida nuestra capacidad de rendir.

Lo bueno es que este VO2Max se puede mejorar y sobre ello hablamos ya en nuestro Magazine.

Pero volvamos a la potencia aeróbica máxima: la PAM también se puede explicar como la máxima potencia que puede desarrollar nuestro organismo en un estado aeróbico y se expresa en vatios (W). Normalmente, este dato se puede sostener entre 5 y 7 minutos, aproximadamente.

¿Por qué es importante la PAM?

Conocer nuestra potencia aeróbica máxima es un paso importante para ser mejores ciclistas. Una vez conozcamos el dato podremos trabajar la potencia aeróbica, un paso necesario para mejorar el FPT.

Con una buena planificación y una serie de entrenamientos dirigidos a mejorar nuestra potencia aeróbica máxima, seremos más consistentes en estos rangos más altos de potencia y entonces podremos trabajar en mejorar otras zonas.

¿Cómo puedo conocer mi potencia aeróbica máxima?

Lo ideal es someternos a una prueba de laboratorio. Normalmente estas se llevan a cabo en un cicloergómetro con un medidor de potencia y consisten en aumentar el rango de potencia en 20 o 30 W cada cierto periodo de tiempo (entre 1 y 3 minutos) hasta que el ciclista queda exhausto. El último tramo en el que somos capaces de sostener la potencia indicada corresponde a la potencia aeróbica máxima.

Si no tenemos la oportunidad de someternos a este tipo de pruebas, podemos realizar un test similar sobre el rodillo -siempre y cuando dispongamos de un medidor de potencia-.

Otra opción es realizar lo que se conoce como un test predictivo del rendimiento: los datos obtenidos en un P5 o un P6 están muy cercanos a la potencia aeróbica máxima. Se trata simplemente de realizar un test de 5 o 6 minutos a la máxima potencia que seamos capaces de soportar.

La clave es someterse a uno de estos test periódicamente a lo largo de la temporada para comprobar nuestra evolución y que siempre sea bajo el mismo protocolo y condiciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí