5 consejos para entrenar en modo ERG en ciclismo indoor

0
1699

Durante mucho tiempo, los aficionados del ciclismo miraron el ciclismo indoor como un enemigo. Para muchos, esto era algo por lo que sólo se pasaba cuando las duras inclemencias meteorológicas del invierno impedían salir a entrenar fuera. Sin embargo, los avances tecnológicos, la llegada de los rodillos inteligentes y, también sea dicho, la pandemia han puesto en valor las ventajas del ciclismo indoor.

Ahora las cosas han cambiado y son muchos los deportistas que han cambiado sus sesiones outdoor por entrenamientos sobre el rodillo que ayudan a mantener la consistencia en el entrenamiento o nos facilitan algunos entrenamientos, como las transiciones en el triatlón.

Esto se debe, en parte, al modo ERG, que ha convertido el entrenamiento indoor en algo cada vez más fiable y extendido.

¿Qué es el modo ERG?

El modo ERG es aquel en el que el ciclista puede controlar la carga deseada en todo momento, ya que la resistencia aplicada por el rodillo se ajustará automáticamente, independientemente de la velocidad, cadencia o desarrollo que llevemos, para que la carga sea la marcada.

Esto nos permite realizar entrenamientos de forma controlada, ya que el rodillo se adaptará para que la carga sea la indicada por nosotros. Es decir, si nuestra candencia cambia, el rodillo se ajusta automáticamente. Aplicará más o menos resistencia para mantener constante la potencia de salida.

Imagina, por ejemplo, que quieres llevar a cabo una sesión de intervalos largos entorno a tu umbral de potencia funcional. Si tratas de hacer esta sesión aire libre, probablemente verás que es complicado mantener potencia de manera constante. Básicamente porque el recorrido casi nunca suele ser constante: tráfico, cambios de velocidad, viento, pendientes…realmente es difícil.

Por eso el modo ERG es un gran amigo para cualquier ciclista: nos permite cumplir con lo previsto al pie de la letra. Sólo necesitamos un rodillo inteligente y una aplicación compatible que permite activar este modo.

Consejos para sacarle partido

Ahora que conoces cómo funciona el modo ERG y sus beneficios, ahí van unos cuántos consejos para que puedas sacarle el mayor partido a tus entrenamientos:

  1. El único factor sobre el que tienes control total es la cadencia, así que olvídate de la potencia. Céntrate en mantener la cadencia en el dato objetivo.
  2. Cuando tu cadencia baja, se necesita mucha fuerza para volver a subirla. Además, una cadencia más baja requiere mayor fuerza por cada pedalada. Si no quieres cargar tus músculos antes de lo previsto, trata de no perder la cadencia.
  3. Cuando hay una variación en tu cadencia, el rodillo establece una nueva resistencia, pero tarda uno segundos en ejecutar dicho cambio. Si hay cambios rápidos de cadencia el rodillo no podrá seguirlos y será imposible adaptar la resistencia para mantener la potencia de salida objetivo. Intenta mantener una cadencia constante sin alteraciones grandes o frecuentes.
  4. Mantén el cambio en el rango medio del casete la mayor parte del tiempo, es la forma más sencilla de lograr una candencia estable.
  5. Si quieres hacer un trabajo de cadencia alta usa el engranaje más grande que puedas. ¡Te ayudará a generar impulso en el volante!
  6. El modo ERG tiene sus ventajas y sus desventajas. Si entrenamos siempre con él probablemente perderemos el tacto para usar los cambios de manera efectiva, habilidad esencial que cualquier buen ciclista debe tener. Usa el modo ERG únicamente en sesiones muy concretas.
  7. El modo ERG es una herramienta para aliviar estrés. Gracias a él no debes preocuparte de controlar el ritmo, así que aprovéchalo para relajarte en esos días mentalmente más complicados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí