Consejos para entrenar indoor en verano 

0
290
frecuencia cardíaca ciclismo indoor

Aunque algunos deportistas limitan la práctica del ciclismo indoor a los meses más fríos del año, esta disciplina deportiva tiene algunas ventajas frente al ciclismo de carretera que la convierten en ideal para cualquier momento del año: incluso deberíamos entrenar indoor en verano.

En esta época, el ciclismo indoor y sus ventajas pueden convertirse en todos unos aliados para muchos deportistas.

Nos permite optimizar el tiempo y poder disfrutar más de otras actividades típicas en verano: la gastronomía, las playas y tantas otras actividades con familia y amigos son las grandes protagonistas en estos meses.

Por otro lado, el calor azota fuertemente muchas de las zonas de la geografía, donde se están viviendo altas temperaturas que incluso pueden llegar a suponer un peligro para la práctica deportiva en exteriores. El ciclismo indoor, en condiciones adecuadas, nos permite continuar con nuestros entrenamientos sin riesgos.

Sin embargo, como todo deporte, el ciclismo indoor tienes sus particularidades, y hay algunas cosas que debemos de tener en cuenta a la hora de practicar ciclismo bajo techo.

Cuida la temperatura de la habitación  

Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre la importancia de una refrigeración adecuada a la hora de practicar ciclismo indoor. En verano, debido a las altas temperaturas, debemos cuidar más si cabe este aspecto.

Aunque lo ideal es el uso del aire acondicionado para asegurar una correcta temperatura, sabemos que no siempre es posible. Sin embargo, contar con un flujo constante de aire continuo es innegociable.

Para ello, puedes usar un ventilador que debes colocar lo más frontal a ti, simulando el aire que nos encontramos cuando rodamos en la calle. Esto ayuda a que nuestro cuerpo regule mejor su temperatura y, de este modo, se reduce el estrés al que le sometemos.

Si no usas ventilador, tu pulso subirá más de la normal para una intensidad determinada y estarás generando un sobresfuerzo que te hará perder un alto porcentaje de vatios.

Cuida la hidratación

En términos generales, la hidratación es un factor clave en el rendimiento deportivo, pero cuando hablamos de ciclismo indoor, su importancia aumenta considerablemente.

Una pérdida de sólo el 2% de agua del peso corporal reduce el rendimiento deportivo hasta un 30%. Si tenemos en cuenta que, en el ciclismo indoor, sudamos más de lo habitual, esa pérdida se ve también incrementada.

Es por ello que debemos cuidar mucho nuestra hidratación, para asegurar que los niveles de líquido de nuestro cuerpo se encuentran en todo momento en cantidades óptimas.

Evita las horas centrales

Aunque podamos tener en muy cuidados los dos aspectos anteriores, es ideal evitar las horas centrales del día para entrenar. Son los momento de más calor y podrán poner en peligro nuestro rendimiento.

Las primeras horas de la mañana, o las últimas horas de la tarde son las ideales para realizar tus sesiones. Escoge cuál de ellas se adapta mejor a tus horarios y ponte manos a la obra.

Ajusta tu entrenamiento

Si, pese a no haber pasado un detalle de todos los mencionados por alto, tienes la sensación de que tus sesiones están siendo demasiado exigentes, no dudes en reajustar tu entrenamiento y optar por workouts sencillos, dejando la intensidad para días más favorables.

Desde BKOOL seguiremos trabajando para que la simulación sea cada vez más real. ¡Pruébalo GRATIS durante 30 días!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí