Entrenamiento de ciclismo en invierno: cómo convertirse en mejor ciclista

0
2113
entrenamiento polarizado

El entrenamiento de ciclismo en invierno es un verdadero reto. Los rodillos son la herramienta perfecta, no solo para mantener la forma en invierno, si no para salir más fuerte.

Dependiendo la zona en la que vivas es posible que haya muy pocos días en los que que el tiempo invite a coger la bicicleta. Tener un buen set en casa para no dejar de dar pedales va a hacer que el invierno se convierta en una estación idónea para entrenar.

Vamos a ver como el ciclismo indoor va a hacer que en primavera las cuestas no parezcan tan altas.

Fija objetivos

Lo primero es fijar objetivos. Tenemos que saber de qué punto partimos y hacía qué punto vamos. Estos no tienen por qué consistir en competir en ‘x’ prueba. Puedes ponerte objetivos relacionados con tu forma física, centrarte en mejorar tu umbral de potencia funcional (FTP) o el nivel de VO2 máximo

Planifica

Tener organizados los entrenamientos hará que no dejes lugar a la improvisación y sientas un mayor compromiso con el plan que vas a seguir. Una vez tenemos los objetivos claros es más fácil realizar un plan para enfocarnos en ellos. Prepara un calendario con los entrenamientos y tenlo a la vista.

Haz un test

Esta es una de las mejores herramientas para mejorar. Cuando empieces es necesario saber de qué punto partimos. A partir de las métricas del primer día podremos ver donde estamos en nuestra evolución y la distancia al objetivo.

Conocer ciertas métricas también serán de utilidad para saber cómo enfocar los entrenamientos para mejorar.

Descansa

Teniendo la bicicleta y muchos kilómetros de carreteras seguras para rodar en casa es posible que te olvides de descansar. Al igual que en el resto de áreas, el descanso es de vital importancia para que el cuerpo asimile el entrenamiento. 

Entrenamiento cruzado

El entrenamiento cruzado también puede hacer que no todas las sesiones sean iguales. Aprovecha para probar cosas nuevas. Practicar otras disciplinas, intercalando con tu deporte principal, va a fortalecer otros grupos musculares que también van a ayudar en tu deporte.

Cuida tu espacio de entrenamiento

Es necesario tener la zona de trabajo adecuada para que nos motive a entrenar. La limpieza y el orden, o crear un ambiente deportivo, hará que den más ganas de montar en la bici.

Trata de tener siempre todo lo necesario a mano y configurar tu pain cave de manera que tengas las mayores comodidades y facilidades para entrenar en casa.

Saca partido a Bkool

Si te centras mucho en mejorar es posible que te satures o te frustres y pierdas las ganas de entrenar. Por eso divertirte también tiene que entrar dentro de los planes:

  • Prueba con alguna competición en Bkool. Puedes romper con la monotonía y pasar un buen rato midiendo tus fuerzas contra otros ciclistas. También puedes aprovechar las sesiones más relajadas para escuchar algún podcast o ver alguna serie que te guste. 
  • Aprovecha también para rodar con tu grupeta online, Bkool da la posibilidad de coincidir con tus amigos. Esta opción también puede ser muy útil para divertirte en los días fáciles.

Como has podido comprobar el rodillo no es solo una herramienta para no perder tus capacidades. Con unos objetivos claros y un buen plan se puede convertir en el aliado perfecto para el entrenamiento de ciclismo en invierno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí